Lo que mueve la historia no es la ambición, sino el miedo

//Lo que mueve la historia no es la ambición, sino el miedo